El pasado día 7 de junio, los clientes del Banco Popular perdieron la totalidad del dinero que habían invertido en acciones así como en bonos convertibles y en obligaciones subordinadas. Su capital fue amortizado perdiendo el 100% de su dinero.

Muchos afectados se preguntarán cual ha sido el motivo por el cual han perdido la totalidad de sus ahorros. El 3 de abril de 2017, Banco Popular comunicó a la CNMV que estaba realizando una serie de revisiones que podrían suponer unos ajustes de aproximadamente 700 millones de euros y que afectaría tanto a la ampliación de capital del 2016 como a las cuentas anuales que servirán de base para la elaboración del folleto informativo de dicha ampliación.  Pues bien, a pesar de que el 11 de mayo el Banco Popular negó la existencia de riesgo de quiebra de la entidad, la realidad es que agotó todas las líneas de liquidez de emergencia que había solicitado al Banco Central Europeo, teniendo que poner en marcha los mecanismos de venta de la entidad. Finalmente, el 7 de junio, el Banco Santander compró al Banco Popular por tan sólo 1 EURO.

En Bufete Rosales consideramos que los afectados cuentan con varias acciones legales. En primer lugar podrán interponer acciones penales contra los administradores del Banco Popular por presuntas falsedades contables y estafa a los inversores, en relación con la ampliación de capital y las cuentas anuales. Por otro lado, podrían reclamar en vía civil por las inexactitudes contenidas en el folleto informativo de la ampliación de capital de 2016 dado que no reflejaba la verdadera situación financiera de la entidad. Y en vía mercantil por la responsabilidad de los administradores y los daños causados a los inversores ante el presunto incumplimiento de los deberes de diligencia que les eran exigibles.