Hace unas semanas, os hablamos de los ‘CoCos’ o las nuevas preferentes que pretenden colocar los bancos a los inversores incautos. A pesar de que no es adecuado generalizar, sí que debemos advertir a los posibles incautos que caigan en este producto bancario de riesgo.

Estos ‘CoCos’, que realmente se denominan ‘bonos convertibles en acciones’, tienen una serie de riesgos que los equiparan a las preferentes y que, si son vendidos sin explicar sus condiciones ni sus riesgos, puede derivar en un problema similar a medida que pase el tiempo. Los ‘cocos’ son parte de la deuda emitida por la entidad bancaria y que pasan a convertirse en acciones cuando se cumplen una serie de requisitos.

Como hablamos en el post de hace unas semanas, algunos bancos españoles estaban empezando a vender a sus clientes estos ‘cocos’ como por ejemplo el BBVA y el Banco Popular. La noticia de hoy es que el Banco Santander ha comenzado a emitir estos activos bancarios por un importe nominal de hasta 2.500 millones de euros. La colocación de estos ‘cocos’ se dirigirá exclusivamente a inversores cualificados, tal y como informó la pasada semana la propia entidad bancaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco español y presidido por Emilio Botín se ha comprometido a comunicar al mercado los términos de la emisión, una vez que éstos queden fijados.

Esta no será la primera emisión de bonos que haga el Banco Santander, ya que en los pasados meses de marzo y mayo ya se baían colocado más de 3.000 millones de euros. En marzo, el interés de los primeros 1.500 millones de euros era del 6’25% y en mayo, pasó a ser del 6’375% tras una alta demanda de inversores procedente de Reino Unido, Irlanda, Asia, Suida, Norteamérica, Alemania, Austria y Francia.