Los afectados por la intervención y la posterior venta del Banco Popular pueden estar de enhorabuena: la Audiencia Nacional ha admitido a trámite querellas de clientes del Banco que piden ir mas allá del 2016 e investigar sus cuentas del banco desde 2008. Esto significaría que gran parte de los accionistas de la entidad podrían recuperar todo o parte de los ahorros si de esa investigación se desprendieran pruebas o dudas razonables acerca del déficit de provisiones y de la gestión de Saracho, Ron y el resto de directivos. Posibles delitos les acechan: falsedad contable, administración desleal, apropiación indebida…

Conocer en su totalidad el informe Deloitte y el informe de los inspectores del Banco de España será clave.

Atentos, por tanto, los miles de clientes de la entidad, los que sin prisa pero sin pausa pueden y deben personarse en la causa, con Abogado y Procurador, y defender sus derechos e intereses.

En Bufete Rosales no les cobramos provisión de fondos por ello. Actuamos a éxito.