Hipotecas multidivisa, depósitos estructurados, swaps… Los años de bonanza económica dibujaron en el panorama en España con una serie de productos financieros aparentemente atractivos ofrecidos por las diferentes entidades bancarias.

Analizamos las hipotecas multidivisa, se trata de un producto mixto y complejo, difícil de entender por parte de los consumidores y con cambios frecuentes en los tipos de interés sometido a las obligaciones de información recogidas en la Ley del Mercado de Valores y que establece a los bancos la obligación de cuidar los intereses de sus clientes como si fueran los suyos propios.

bufeterosales-blog-francos-suizos-euros

La contratación de una hipoteca multidivisa ofrecía un crédito hipotecario a un precio muy competitivo con condiciones aparentemente ventajosas. Si una familia contrataba este tipo de hipotecas, el sueldo por normal general se lo recibían en euros, mientras que el pago de las cuotas era en una moneda diferente, normalmente en francos suizos o yenes. De esta forma, el cliente pagaba las cuantías con el tipo de interés correspondiente a la moneda contratada.

En Europa, el tipo de interés que utilizan las entidades bancarias es el EURIBOR, en el caso de las hipotecas multidivisas se utiliza el LIBOR, de forma que si este tipo de interés es inferior al EURIBOR pagaremos menos por nuestra hipoteca. Este es el argumento que la mayoría de las entidades bancarias han utilizado para comercializar con este tipo de créditos hipotecarios. Sin embargo, existe otros factores que se deben tener en cuenta si decidimos contratar este una hipoteca multidivisa.

Los riesgos de la hipoteca multidivisa

Al contratar la hipoteca en una moneda diferente cuya cotización varía en la bolsa todos los días, supone que el dinero que se debe al banco es diferente, y con ello, la mensualidad que puede sufrir alteraciones en función de los tipos de interés de la moneda. Además, estas variaciones suponen que el importe de la deuda pueda dispararse. Lo que parecía una oportunidad y una ventaja al tener en cuenta los tipos de interés de otra moneda, puede convertirse en una pesadilla.

La contratación de este tipo de hipotecas, además de los riesgos que conlleva, la contratación tiene un elevado coste, pues no está permitida la subrogación del vendedor y debes escriturarla como una nueva hipoteca. A esto se suma el importe de la misma, que no es el mismo cuando se compra que cuando se vende porque éste último lleva incorporado la comisión del intermediario, con lo que contratándola deberás al inicio un 1% más.

Por otro lado, al ser multidivisa la hipoteca contratada, el banco indica que el cambio de la moneda puedes hacerlo cuando quieras, pero no es del todo cierto. En ocasiones solo podrás hacerlo una vez al mes y pagando una comisión que suele rondar el 0,25%.

Falta de información por parte de las entidades bancarias

Muchos de los clientes que aceptaron y firmaron este tipo de hipotecas lo hacían pensando que pagarían una menor cuantía de las cuotas al tener la deuda en una moneda diferente al euro. El problema de este tipo de hipotecas fue la falta de información de las entidades quienes no explicaron de manera clara la fluctuación de la divisa que no sólo afectaba a la cuota, sino también al importe del capital prestado, haciendo aumentar este capital e incrementado el importe a amortizar.

En general, las entidades financieras no han explicado todos y cada uno de los inconvenientes que conlleva la contratación de una hipoteca multidivisa. Es un producto financiero que debería estar reservado sólo a personas con cultura financiera elevada.

¿Qué puedo hacer si quiero cancelar mi hipoteca multidivisa?

En Bufete Rosales podemos asesorarte para que puedas reclamar a tu entidad financiera por la falta de información proporcionada en las hipotecas multidivisas. Un abogado especialista estudiará tu caso para asesorarte en una cita gratuita y sin compromiso.

Puedes llamarnos al 91 550 15 15, por email a info@bufeterosales.es o si prefieres que te llamemos déjanos tus datos aquí:

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Asunto

Mensaje

Documentación a adjuntar (máx. 20MB):