Los bonos estructurados son un tipo de producto financiero más complejo que un depósito estructurado y sin la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos.

El riesgo de este producto dependerá de la solvencia de la entidad financiera que emite el bono (que puede ser diferente a la que nos lo vende) y del tipo de bono, ya que hay algunos que no garantizan el 100% del capital.

Últimas entradas

¿Debemos tener cuidado con los “cocos”?

agosto 8th, 2014|0 Comments

Los bonos convertibles en acciones, también llamados 'cocos' en el argot financiero, tienen una serie de riesgos que los hacen similares a las preferentes y que pueden derivar en un problema parecido con el tiempo. [...]