Reclamación de los gastos de constitución y formalización del préstamo hipotecario

El 23 diciembre de 2015 el Tribunal Supremo español declaró en su sentencia nº 705/2015 la nulidad de la cláusula relativa a los gastos que corren a cargo de la parte prestataria, es decir, aquellos gastos de constitución y formalización del préstamo hipotecario que el banco carga a los clientes.

Dado que el banco es el principal interesado en elevar a público el contrato de préstamo hipotecario e inscribirlo en el registro de la propiedad para que pueda ser oponible a terceros, es el banco quien tiene que pagar los costes que ello conlleva.

¿Qué personas pueden reclamar?

Pueden reclamar los gastos todas aquellas personas que tengan vigente un préstamo hipotecario, e incluso, todas aquellas personas que hayan terminado de pagarlo.

¿Qué es lo que se reclama?

Son objeto de reclamación los siguientes gastos:
– Gastos de Notaría.
– Gastos de Registro de la Propiedad.
– Gastos de Gestoría.
– Gastos de Tasación.
Los documentos necesarios para reclamar dichos gastos son las correspondientes facturas que reflejan el desembolso realizado por los clientes.

Procedimiento de reclamación

En primer lugar, se dirige una carta al Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria con la que se ha firmado el préstamo hipotecario reclamando los gastos a los que ha hecho frente el cliente. La entidad financiera tiene la obligación de dar una respuesta a esa carta.

En segundo lugar, para el caso de que la entidad financiera no ofrezca un acuerdo satisfactorio para el cliente o no atienda la reclamación, el siguiente paso es acudir a la vía judicial.

Honorarios de BUFETE ROSALES

La consulta con BUFETE ROSALES es gratuita, no cobramos cuota de entrada ni provisión de fondos y nuestros honorarios son a éxito, es decir, solo cobramos si el cliente gana.

Póngase en contacto con nosotros en el 91 550 15 15 o venga a visitarnos. Uno de nuestros abogados le atenderá de forma personalizada.