¿Por qué ahora?
La incertidumbre y el caos judicial en el tema son enormes: el Tribunal Supremo dice que los gastos de Tasación, Gestoría y Notaría los paguen el Banco y el prestatario a medias, Registro de la Propiedad el Banco, y el Impuesto de actos jurídicos documentados el prestatario.

La nueva Ley de crédito inmobiliario dice que es el Banco quien tiene que soportar estos gastos menos el impuesto, que lo debe pagar el cliente.
Caos servido: algunos juzgados y audiencias siguen el criterio del Tribunal Supremo y otros no, hasta el punto de que dos juzgados españoles (el 6 de Ceuta y el 17 de Palma de Mallorca) han planteado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para que con carácter de urgencia ponga orden y resuelva quién debe soportar dichos gastos que se producen cuando un ciudadano, una familia o un consumidor suscriben una hipoteca.

En total, más de 8 de millones de hipotecas firmadas en los últimos 20 años que contienen esta cláusula abusiva más otra, la de comisión de apertura (hasta un 1,5% del importe del préstamo) que ha pagado todo prestatario.
Esto cambia el panorama y la solución. Es muy probable que el TJUE diga que el Banco es el que debe pagar estos gastos y, por lo tanto, devolver a los clientes todo ese dinero pagado indebidamente: un dineral (40.000 millones de euros).

La pelota está en el tejado del TJUE, ya lo estuvo otra vez con las cláusulas suelo y falló a favor de los ciudadanos.

Ahora, con el tema de las cláusulas de gastos y de la comisión de apertura creemos honestamente que volverá a fallar contra los Bancos. Y es normal: esa cláusula es nula por abusiva y todos los efectos desplegados por ella serán nulos de pleno derecho en su 100% y no en un 50%.
Y esa decisión podrá suponer de media unos 6000€ por cliente afectado, que ahora podrá recuperar el dinero invertido con intereses de un 4% aproximadamente.

Ahora es el momento de reclamar, plantear la cuestión al servicio de atención al cliente de cada entidad financiera, ponerse en contacto con sus abogados de confianza y facilitarles la documentación necesaria para demandar.

En Bufete Rosales vamos enteramente a éxito, no cobramos ni la visita, ni cuota de entrada ni provisión de fondos. Estamos a su servicio, más de 40.000 familias ya han recuperado su dinero con nosotros.